Make your own free website on Tripod.com
DeRemate
Comunidad Magic 
Magic Temuco
Principal
Reportes
Reglas
Mazos
Noticias
Se busca
Estrategia
Programas
Imágenes
Archivos
Precios
Links

 
Contactos
Magic Temuco
Webmaster
Reportes
Mazos
Estrategia
Editora
ICQ 76296847



necromagic.com



Hecho en Chile

Más allá de las cartas
12 de Enero de 2001

Más allá de las cartas
Por: Pablo Camporino
Fuente : Necromagic.com
Traducción del artículo de Alex Schvartsman para Sideboard.com


A veces, una jugada "correcta" no es la mejor jugada para hacer.

La idea de escribir este articulo vino cuando estaba hablando por IRC (Internet Relay Chat) con un amigo que describió muy elocuentemente sus habilidades en el juego: "Soy bueno jugando contra las cartas. No soy tan bueno jugando contra las personas".

Luego siguió explicándome como podía ganarle a muchos veteranos de Pro Tours jugando Online, pero generalmente pierde duro contra esas mismas personas en juegos reales de Magic.

Empecé a pensar entonces ¿Que es lo que hace bueno a un jugador de Magic? Hacer jugadas técnicamente correctas es una habilidad adquirida que, por mas que tome tiempo y esfuerzo adquirirla, es accesible para una gran cantidad de jugadores. Así que ¿Qué es lo que les da a los jugadores Pro lo que tienen que los demás no tienen? Las respuestas, en mi opinión, son flexibilidad e imaginación.

Un gran jugador encontrara, generalmente, una forma de ganarle a su oponente o al menos sacar una ventaja donde un jugador menos flexible e imaginativo no lo haría. Esto generalmente se logra haciendo jugadas que van contra la logica o simplemente bluffeando.

Uno de los Bluffs mas comunes es dejar 2 manas azules enderezados cuando estas jugando un mazo de control. Podes o no podes tener un Counterspell en la mano, pero tu oponente se vera forzado a considerar la posibilidad de que lo tengas. Un bluff un poco mejor es dejar solo una isla enderezada y algunas llanuras cuando tenes en la mano un Power Sink o un Prohibit. Tu oponente intentara castear su mejor hechizo mientras que no tengas un segundo mana azul, dejándolo justo en tu trampa.

Acá hay un mejor ejemplo que combina el arte del mentir con jugar el juego psicológico:

Estas jugando un MBC (Mercadian Block Constructed). En juego tenes un par de criaturas 2/2, y en tu mano tenes solo tierras y criaturas. Tu oponente acaba de bajar un Espíritu Extravagante:

3U
Criatura- Espíritu
4/4
Vuela
Durante tu mantenimiento paga 1 por cada carta que tengas en la mano o sacrifica [Esta carta].

Vos tenes pocas maneras de lidiar con este bicho en tu mazo. El espíritu va a empezar a atacar en el próximo turno, pero también apaga tu ofensiva en este turno, ya que esta enderezado para bloquear alguna de tus 2/2.

Una jugada técnicamente correcta es jugar una criatura y pasar el turno. Obviamente hacerle 2 puntos de daño a tu oponente no vale perder una de tus 2/2. Pero es esa la MEJOR jugada?

Un gran jugador tal ves decida atacar con sus 2 criaturas de todos modos. Esto pone a tu oponente en una posición difícil. Por un lado podría bloquear a la 2/2 y sacarle una carta a su oponente gratis. Pero el sabe que su oponente sabe eso... esto deja la posibilidad de que el espíritu sea removido por una gran gama de hechizos, como Seal of Fire o Invigorate, cartas que de otra forma no le harían nada al espíritu.

¿Como sabes si bloquear o recibir el daño? Un buen jugador recibiría el daño, ya que 2 daños no valen el riesgo de perder una 4/4 y piensa que esos 2 puntos de daño no son cruciales. Pero esos 2 puntos pueden significar vida o muerte, mientras tu espíritu esta en carrera de daños con las criaturas de tu oponente.

Atacar en este situación es riesgoso, tu oponente podría ser un jugador promedio o malo y simplemente bloquear, sin pensar en las consecuencias que puede tener, ya que su entendimiento del juego no es muy profundo. Del otro lado, tu oponente podría ser demasiado bueno, ver a través de tu mentira y bloquear a la 2/2.

Me encontré en una situación perfecta para practicar mis habilidades de mentir muy recientemente. Estaba jugando Sealed Deck de Invasión en el GP Manchester. Estaba en carrera de daño contra el jugador británico Ellis Romero, y la situación se estaba poniendo gris. Me iba a morir en 2 turnos y muy pocas cartas de mi biblioteca podrían cambiar eso. Del otro lado, le ganaría si lograba vivir un turno mas. El tiempo se acababa, pero se iba a definir, para bien o para mal, en los turnos extra de todos modos, así que me tome mi tiempo para ver la situación.

Al final, decidí que arriesgarme valía la pena, así que ataque con todas mis criaturas. Por mas que esto no me permitió ganar ese turno, dejo a Ellis en pocas vidas. El problema era que el, perfectamente podía atacar y matarme al próximo turno. Era el turno de Ellis de pensar mucho, puedo imaginar lo que pensó: "Seguramente que Alex sabe que muere en este turno, por lo cual debe tener algún hinchador de criaturas o un daño directo, así que mejor bloqueo algo, sino me muero"

Mi ataque desesperado convenció a Ellis, lo cual lo llevo a bloquear algunas criaturas, matándolas. Incluyendo a uno de los 2 monstruos que me iba a matar en 2 turnos. Si hubiese hecho la jugada segura, había pocas posibilidades de robar algo en el próximo turno que me hubiese salvado (Así fue, mi próxima carta era una tierra). Había mayores posibilidades de que Ellis no cayera en mi truco y optara por dejar pasar todo, jugarse a perder contra cualquier cosa que yo tuviese en la mano, y ganarme en el próximo turno. Pero sentí que el riesgo era justificado, y gano el juego, de otra forma hubiese perdido.

Bluffear a tu oponente con éxito no siempre implica las cartas que hay en la mesa.

Randy Buheler, uno de los grandes de todos los tiempos, usualmente recuerda cuando conoció a Ben Rubin un match en un Pro Tour. Con mucha plata en juego, Buheler estaba prestando atención al entonces desconocido Ben Rubin, intentando discernir la calidad de las cartas de su mano por su lenguaje corporal, sus gestos y comportamiento. Rubin robo el removal que necesitaba, pero no dejo que su emocion lo traicionara, revelando su carta al oponente. En cambio frunció el ceño solo un poco, sabiendo que Buheler lo notaria y lo interpretaria. Buheler cayo por el Bluff de Rubin y perdió el partido por eso.

Esto fue un ejemplo de un juego al máximo nivel. Si Buheler hubiese ignorado las señas de su oponente, y se hubiese basado solo en la información técnica, tal ves hubiese ganado el partido, pero si hubiese hecho eso todo el torneo, tal ves no hubiese llegado el top 8 para enfrentarse a Rubin.

En cada juego de Magic, mentís incontables veces. Solo cuantas de esas mentiras vas a reconocer y usarlas contra tu oponente puede ser el factor definitivo de tu habilidad como jugador de Magic.

Por Alex Schvartzman
Traducido por:
Pablo Camporino
Necrostaff
ICQ#70426140